Imagen de mujer bajo el agua, tapada por velos de colores azulados mirando hacia arriba con las manos unidas en su frente

 

Una mujer desnuda y en lo Oscuro

Una mujer desnuda y en lo oscuro
tiene una claridad que nos alumbra
de modo que si ocurre un desconsuelo
un apagón o una noche sin luna
es conveniente y hasta imprescindible
tener a mano una mujer desnuda.

Una mujer desnuda y en lo oscuro
genera un resplandor que da confianza
entonces dominguea el almanaque
vibran en su rincón las telarañas
y los ojos felices y felinos
miran y de mirar nunca se cansan.

Una mujer desnuda y en lo oscuro
es una vocación para las manos
para los labios es casi un destino
y para el corazón un despilfarro
una mujer desnuda es un enigma
y siempre es una fiesta descifrarlo.

Una mujer desnuda y en lo oscuro
tiene una claridad que nos alumbra
de modo que si ocurre un desconsuelo
un apagón o una noche sin luna
es conveniente y hasta imprescindible
tener a mano una mujer desnuda.

“Mario Benedetti”

Una mujer desnuda es una mujer que muestra sus fortalezas y su parte más oscura, su máxima fragilidad.

Es aquella que no se esconde cuando sufre ni cuando tiene la fuerza de cien leones. Es aquella que tiende la mano a quien la necesita y la pide cuando no sabe por dónde tirar.

Es por eso que una mujer desnuda tiene luz propia porque su energía es hermosa al mostrarse, sin velos, tal y como es.

No hay nada más bello que aquella mujer que se muestra ante los demás, como si de “salir al ruedo” se tratara. De este modo lo único que podemos hacer es reconocerla, cobijarla, apoyar todo lo que haga porque con total seguridad todo lo que ella pueda crear beneficiará a muchas personas.

Una mujer que nos enseña su torso desnudo, estirada encima del suelo, con un fondo negro

A menudo me preguntan en mis formaciones ¿qué aporta la mujer a esta sociedad?.  Y yo les respondo: AMOR, amor incondicional. El mismo amor que sin pensarlo y desde su alma da a sus hijos.”

La mujer ofrece, comparte, crea, co-crea, por eso sabemos escuchar con facilidad y vemos siempre qué poder decir, hacer o no hacer para que la otra persona logre sentirse mejor.  No intentamos resolver nada, sino que la otra persona pueda por si misma dar luz a aquella situación que veía ennegrecida.

Nos apasiona ver como el mundo cambia y grita “¡QUIERO CAMBIAR!”, porque ella apoya este cambio hacia un mundo en el que TODOS podamos desnudarnos y mostrarnos tal y como somos. Y desde ese posicionamiento seguir creciendo. Y no desde la falsedad sino desde el descubrir todos los personajes que nos hemos inventado para vivir en esta sociedad, alejándonos de nuestra esencia, de quien verdaderamente somos.

Para mí el AMOR incondicional es el valor que aporta la mujer a nuestra sociedad. ¿Cuál es para ti?

Un arbo cuyas tronco y ramas entran en el corazón rojo que es la copa del árbol

Deja un comentario


-->